Anuncio «diabolico» de Nike, en su momento lo machacaron hasta la saciedad en la televisión hoy lo miramos con nostalgia.