Archivo de la etiqueta: Barranco de la Coscollosa

De regreso al Barranco de la Coscollosa

Hace mucho tiempo con Miguel y Lucrecia del C.E.Burriana realice esta ruta, y cada año cuando llegaba esta epoca me apetecia realizarla y este año me he vuelto a acordar, pero finalmente nos decidimos a ir. No le voy a dar muchas vueltas explicando la ruta, porque la fotografie hasta la saciedad la otra vez y la explique con pelos y señales.

Si alguno le apetece hacerla y quiere mas información que me pregunte.

Fin de semana en Fredes I

Introducción:

Desde que guie la ruta del SME del pantano de Ulldecona a Ballestar llevaba dandole vueltas a subir un dia a la zona de Fredes, y aprovechando que el C.E. Vila-real se iba a ir a la Maimona habia pensado irme yo solito, cuando me llego un mensaje de Jose del C.E. Burriana que me comunicaba que por falta de plazas en el refugio adelantaban la salida a fredes a esta semana, y me dije que esto es una señal, hay que ir, por lo que me acerque a Burriana y me apunte.

La salida

Salimos el Sabado desde el Casal Jove de Burriana a Eso de las 8 de la mañana con direccion a Fredes en coches particulares, despues de acoplarnos para subir en los minimos coches posibles, y llegamos a Fredes donde cogimos la pista y tras unos cinco o seis kilometros de baches y zarandeos llegamos al Pla de la Creu, donde lo primero que realizamos fue lo mas importante…. ALMORZAR, despues Miguel y Lucrecia que iban a actuar como guias, nos dieron unas indicaciones basicas y comenzamos a caminar.

Barranco de la Coscollosa

El camino hacia el barranco de la Coscollosa, aprovecha tramos de la ruta dels Estels del Sud y consiste en pistas transitables incluso con bicicleta, en zonas muy, muy verdes cubiertas de pino y con abundante sombra, pasando por un deposito de agua antiincendios, el cual si no fuera tan alto seria utilizado habitualmente como piscina debido al calor reinante. Llegados a un punto y tras pasar por un camino cerrado con un cable de acero llegamos a la entrada del barranco.

Si el camino hasta el barranco habia sido bonito, la entrada al barranco con algo de agua, que nos hacia ir haciendo algun numero de equilibrio, la belleza del lugar,las visitas inesperadas (como una serpiente o un triton ampliamente fotografiados), el tener que bajar por unos peldaños metalicos por la pared o la vista de un tejo declarado monumental, mejoraron el dia si cabe todavia mas, aunque poco a poco las vistas iban cambiando y el interior del barranco iba dejando lugar a una senda que trascurria al lado mismo del barranco tupida y con mucha sombra.

Sigue leyendo